sábado, 23 de mayo de 2015

Gorillapod. El capricho semanal

Desde el TOR. Lo he visitado en 5 ocasiones las veces que he estado  en esta mavillosa ciudad, en 3 de ellas no permitieron desplegar el trípode. Es una lotería. En el caso de realizar la foto desde el Empire, simplemente olvídate siquiera de intentarlo. 

El capricho de esta semana es uno de los elementos de mi equipo al que más rendimiento le he sacado. Originalmente lo compré cuando cuando todo mi equipo estaba compuesto por material FF de la marca Canon. Comprado para un viaje Roma, me permitió realizar varias fotos que de otra forma hubiera sido imposible tomar con la ventaja de no tener que acarrear durante los 4 días que duró el viaje con un trípode, sin tener la seguridad de que pudiera desplegarlo.

Desde el Palacio de Telecomunicaciones de Madrid. No esta permitido el uso de trípode...

Al empezar a utilizar equipo de la serie X de Fujifilm este trípode se ha convertido en un imprescindible. Pudiendo contar con un apoyo allá donde no se permite utilizar el trípode. Realizar exposiciones relativamente largas en lugares en los que sin este elemento sería imposible y todo ello pudiéndolo transportar en el interior de mi bolsa fotográfica junto con el resto del equipo.

En mi caso antes de decidirme por la "marca" probé algunos modelos "copia" el problema es que no ofrecían la resistencia necesaria en cada una de las articulaciones, y al cargar con la 5D esta no paraba de "bailar". 


Además, tras dudar mucho,  finalmente adquirí la versión que incluye la pequeña rótula, algo que en un primer momento dudé y que finalmente me alegro de haber adquirido, ya que permite colocar las patas para ofrecer la estabilidad necesaria y afinar con la rótula sin tener que volver a ajustar las "bolas" de cada extremidad. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...