miércoles, 17 de mayo de 2017

Fotografía, el arte fácil

Fotografía, el arte fácil

Admítelo, hacer una foto es fácil, hay quien dice incluso que es sólo apretar un botón. Cualquiera puede practicarla y recibir "likes" en Facebook sin mucho esfuerzo. La Fotografía jamás llegará a la altura de la pintura o de otras disciplinas artísticas, su popularización la ha convertido en una forma de expresión mediocre y facilona... Hoy me voy a dispersar un poco sobre todo eso...

Unos dudan de si la Fotografía es un Arte o no, otros dicen que sí pero un arte menor. Hay quien afirma que es tan sólo apretar un botón y quien es capaz de "hablar de manera más intrincada y profunda que a través de las palabras". Se rumorea que "una imagen vale más que mil palabras", pero también que "hay pocas imágenes que valgan más que mil palabras".

Yo no tengo duda de que la Fotografía es Arte y no precisamente fácil, aunque, por supuesto, no todas las fotografías lo son ni todos los fotógrafos son artistas.

Siempre ha sido considerada un arte menor, a pesar de eso supuso la liberación de la Pintura en la función de imitación de la realidad, eso ya tiene mucho mérito de por sí. Durante su historia nunca ha parecido merecer el estatus que tienen otras disciplinas, como la Pintura, la Escultura o el Cine (su hermano "mayor").

Foto de Eugène Atget, un artista que nunca se consideró así a sí mismo
Foto de Eugène Atget, un artista que nunca se consideró así a sí mismo

Y eso es porque hay una idea generalizada de que la Fotografía quizás tiene algo de Arte, pero poco de Artesanía (sobre todo en la era digital).

Es una ocupación que depende mucho de la tecnología, o mejor dicho, últimamente da la sensación de depender sobre todo de ella, ya sabéis, parece casi necesario tener el último modelo de cámara del mercado para hacer buenas fotos y cualquiera con una cámara nueva "es fotógrafo".

En este mundilllo se oye muy a menudo cosas sobre que no se valora a los buenos fotógrafos, que este oficio está destinado a desaparecer, que hay mucho intrusismo, etc.

Lamentablemente, la mayoría de esas afirmaciones, parecen ser ciertas.



La popularización de la Fotografía


Se dice que parte de la culpa de esa situación la tiene la popularización de la Fotografía. Se habla de equipos cada vez más "baratos" que ponen este Arte al alcance de casi cualquier bolsillo. Se fabrican máquinas con más automatismos que hacen más "fácil" conseguir una ¿buena? fotografía.

Estamos metidos de lleno en la cultura de la imagen, en la que si no hay foto no existe o no estuvimos allí.

También están las nuevas tecnologías e internet, que hacen más sencillo el aprendizaje, la difusión y la autopromoción, pero también el pirateo y la cultura del todo gratis...

Aunque precisamente creo que la popularización de ésta no es tanto por su abaratamiento, ya que el equipo fotográfico de cualquiera no es precisamente barato, sí lo es la obtención de resultados y su práctica. Realmente opino que tiene más que ver con la inmediatez y la facilidad de manejo de una cámara.

No dejo de recordar esa frase de "No lo queremos gratis, lo queremos fácil" que leí en algún texto sobre piratería.



Requiere de pocos conocimientos artísticos

El caso es que hay un largo etcétera de factores que han  hecho que la fotografía sea cada vez más atractiva para todo el mundo.

Desgraciadamente es un público poco cultivado en técnica, cultura y conocimientos artísticos en general, pero amante de la inmediatez, de los "likes" y de la nubosa popularidad de la red. Todos quieren ser artistas, pero rápida y fácilmente.

Quizás es una percepción mía, pero me da la sensación de que antes quien quería tener una afición artística (o deseaba ser artista) aprendía a dibujar o a pintar o a modelar, pero ahora casi nadie dibuja, pinta o modela, son cosas difíciles y ocupan mucho tiempo... mejor y más fácil es comprar una cámara grande y "profesional".

Caballo grande ande o no ande
Caballo grande ande o no ande

Es decir, la Fotografía, además de liberar a la Pintura de la imitación de la realidad la ha liberado de aficionados, intrusos y artistas de colegueo, aunque no de los vendedores de humo, que de eso hay en todos lados.

Es probable que la Fotografía sea (o parezca) "fácil", porque se aprende rápido a manerja una cámara y exige de pocos conocimientos artísticos para pasar el rasero popular, no juega con las mismas reglas que sus otras artes hermanas (pintura, dibujo, escultura...). Vale sí, en Fotografía es necesario conocer la técnica, pero se puede explicar (básicamente) en una tarde y dominarse (muy básicamente) en dos, cuando en Pintura se necesitan años para entender algo y probablemente nunca se dominará a la perfección (me dejo fuera de esta afirmación el arte Naif, al que le tengo un poco de tirria).



Sobre la preparación y la ejecución de una obra

En  fotografía de estudio o de bodegón o de moda (por poner algunos ejemplos) es necesario preparar el escenario. Eso también se hace en pintura (u otras disciplinas). Preparas la iluminación, los actores, el atrezzo, el vestuario, la iluminación, cuidas la composición... Todo eso son tareas que coinciden con otras artes, nada nuevo por ese lado.

Pero a la hora de ejecutar la obra en sí vienen unas claras y enormes diferencias...

En Pintura (por hablar de la disciplina con más cosas en común) necesitas pasar horas aplicando el pincel sobre el lienzo, ya sea arte figurativo o abstracto. Si encima quisieras añadir algo que no está tienes que pasarte otro tanto imaginando, bocetando y pintando, teniendo mucho cuidado de que todo case en tono, perspectiva, luz, etc.

En Fotografía, ajustas los parámetros en unos segundos, aprietas el botón (tantas veces como cambios quieras realizar) y pasas al ordenador a rectificar y ajustar (también en minutos). Si quieres añadir algo que no está "sólo" hay que recortar y pegar con tu equipo de retoque favorito (aunque también hay que tener mucho cuidado de que todo sea coherente).

Fotografía, el arte fácil


La Fotografía es un proceso muuuucho más rápido y muuuucho más fácil. A pesar de tener muuuuchos más botones y opciones, la cámara de fotos es con diferencia la herramienta artística más sencilla de manejar con eficacia, pues no depende directamente de la habilidad del que la controle...



Un ejemplo de que la Fotografía es más fácil que otras disciplinas...

Imaginemos que ponemos una cámara en un trípode, pedimos ayuda a algún amigo o familiar para que maneje la cámara bajo nuestras indicaciones, le vamos diciendo cuánto mover la cámara, qué parámetros ajustar, qué botones pulsar y cuándo tomar la foto. Estoy seguro de que podríamos hacer, a través de otra persona, la foto que nosotros habríamos hecho y nadie notaría la diferencia.

Ahora imaginemos que preparamos un lienzo sobre un caballete, paleta, pinturas, pinceles... y buscamos a alguien que sea un buen pintor de brocha fina, le pediríamos que nos fuese indicando las mezclas de colores, dónde aplicar la pintura y cómo mover el pincel... ¿Conseguiríamos hacer una obra pictórica que pareciera salida de la mano de nuestro colega?... mmmm... pá mi que no.



Además de que es "fácil", la Fotografía puede imitar a otras artes...

Por ejemplo podemos conseguir aspectos casi tridimensionales e imitar a la escultura, efectos tan plásticos como el del mejor cuadro al óleo, incluso hay esquemas de iluminación que imitan al estilo de otros artistas, como Remdbrandt, la abstracción también ha sido ampliamente utilizada en Fotografía, en ocasiones el minimalismo fotográfico puede considerarse algo similar a la poesía, hasta el ritmo de la música puede ser visible en muchas buenas fotos.

Fotografía de Frans Lanting, tomada en Namibia
Es decir, que con una sola herramienta podemos conseguir "obras de arte" muy diferentes y sin necesidad de tener una especial habilidad manual.

Por otro lado, otras artes como la pintura hiperrealista tratan de hacer lo contrario, intentan imitar a las fotografías. Cosa que nunca me ha terminado de gustar, porque si la Fotografía liberó en su momento a la Pintura de la imitación de la realidad ¿por qué volver a ese punto? Pero esa es otra historia...

Independientemente de que unas artes intenten imitar a otras o estén influenciadas estas por aquellas, hay algo que ninguna puede hacer igual de bien que lo hace la Fotografía...



Capturar "la realidad" y "el momento"

Una de las cosas en las que la Fotografía gana siempre es en la imitación de la realidad, bueno, el vídeo también puede hacerlo, pero en lo que a artes fijas se refiere la nuestra no tiene rival, quizás algunos genios del hiperrealismo son capaces de imitar tan fielmente "la vida", pero seguirán existiendo ciertas imperfecciones que la exactitud de una foto no tiene.

Foto de Henri Cartier-Bresson

Y en lo que es diferente sobre todas las cosas, sobre todas las disciplinas, es en la captura del momento, del "instante decisivo" que todos conocemos. Eso es en parte gracias a la "facilidad" del manejo de sus herramientas y a la rapidez de representación, pero sobre todo "al ojo del buen fotógrafo", en eso sí que no hay pintor, escultor o ilustrador que nos gane... y no es algo que sea precisamente fácil de conseguir.



Barato, fácil, versátil e inmediato

Toda esa mezcla de barato + fácil + versátil + inmediato, creo que es lo que ha hecho que la popularidad de la Fotografía crezca a los niveles actuales, pero es culpable de que ésta, como profesión, esté en peligro.

Y también es por ello que estamos metidos de lleno en la era de la mediocridad, todo debe ser barato, fácil, versátil, inmediato, eso implica casi indefectiblemente que la calidad decaiga.

No queda otra que admitirlo, la Fotografía es una actividad artística "facilona"... pero contar cosas, remover sentimientos, dejar pensando a alguien mientras admira tu obra, capturar ese instante único, superarse a uno mismo y hacer ver la belleza que pasa desapercibida no es nada sencillo y conseguirlo sólo se logra cuando se ha superado la marea popular del artista social (ese cuyo objetivo es la acumulación de "likes") y del artista instantáneo (ese que lo es desde el momento en que sale de la tienda con una cámara "profesional" en la mano).

Para flotar sobre esa marea, deberíamos preocuparnos por adquirir verdaderos conocimientos artísticos, tener bien interiorizado el comportamiento, aspecto, aprovechamiento y cualidades de la luz. lo mismo con el color y otro tanto con la composición, por supuesto, tampoco debemos olvidarnos de la narrativa.  También es casi nuestra obligación entrenar mucho nuestro ojo fotográfico, no conformarnos, ni estancarnos, ni ser meros imitadores de otros.

Todos esos son los verdaderos materiales con los que el verdadero Artista de la Fotografía trabaja, la facilidad de manejo de una cámara es realmente un valor añadido que ha tenido un efecto secundario algo dañino.

Así que a ver si dejamos de perder el norte entre tanto caramelo tecnológico. La cámara, el pincel, el grafito... son simples herramientas "fáciles de manejar" para cualquiera, el arte está en otro sitio.


Redactado por:


Pirata Larios
Me llamo Carlos Larios, aunque mis amigos me llaman Pirata (pero con cariño), soy Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Me encanta hablar y escribir sobre fotografía, pero me mola aún más atrapar dentro de imágenes la belleza y magia del mundo que me rodea.


REDES: @piratalarios - WEB: www.carloslarios.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...