lunes, 1 de abril de 2013

Paisaje con Fujifilm X-Pro y X-E1

Hasta el momento la experiencia con esta nueva montura está siendo muy satisfactoria, sus ventajas c ompensan sobradamente sus excasos inconvenientes, pero es cierto que en todas las pruebas las Fuji "jugaban en casa". En la ciudad no tienen rival ni por experiencia y disfrute del usuarios ni por sus resultados que no tienen nada que envidiar a los de los cuerpos FF que he probado.

Sin embargo, y a pesar de que el tiempo no acompañaba, quería tener un primer contacto con las mismas en un terreno muy diferente. Sabiendo que los resultados no iban a ser espectaculares por las condiciones del tiempo me dispuse a "paisajear" con ellas por primera vez.

.
Calcé la X-E1 con el 18-55 de Fujinon y la X-Pro1 con el 14 2.8. Filtros y un trípode.

Lo primero que me llamo la atención era la diferencia de peso con el equipo equivalente en FF, por primera vez en mucho tiempo la mochila no iba llena (FLIPSIDE 400 que se analizó en otra entrada de este blog). Además no tuve que acarrear con el trípode grande que es mas pesado, el 190 de Manfrotto fue más que suficiente.

El punto que más intrigado me tenía era el del manejo en esta disciplina. La construcción y calidad óptica no me preocupaban, aunque está claro que habría que testarla. Pero un cuerpo diseñado para fotografía urbana, para ser una herramienta portable con sus diales, me hacia preguntarme por su comodidad.

A pesar de que llevaba los filtros, el tiempo empeoraba por momentos y la luz era tan homogénea que no era necesario igualas esta con filtros. Así mismo con el simple cierre del diafragma se podían conseguir tiempos de exposición adecuados a la toma que pretendía conseguir. Por desgracia y tras dos chaparrones, la luz fue desapareciendo y se podía adivinar que no disfrutaría de un atardecer lleno de color.

Hacer una foto de un atardecer colorido, con impresionantes rojos, nubes naranjas… es relativamente sencillo, cuando los elementos parecen ponerse en nuestra contra, es cuando hay que echar mano de recursos y experiencia. Así me decidí a aprovechar la tranquilidad de la superficie del agua y el cielo plomizo que no paraba de soltar una lluvia ligera. Liveview y enfoque manual ayudado por el zoom del mismo para clavarlo. Debia pensar en un encuadre para procesarse en B&N, y aunque ese no era el objetivo inicial el atardecer plomizo no dejo mucha eleccion.

A la hora de descargar la toma al PC me soprendio la facilidad para recuperar las altas luces y la riqueza de escala de grises. Sin duda uno de los puntos fuertes de las Fuji. Sigue pendiente una toma con el uso de filtros y ND, pero eso será en otra salida de la que os mantendré al día en este blog

Asi pues os dejo la primera toma de paisaje con esta nueva montura.

Mas paisajes con FUJI en: http://www.flickr.com/photos/jgdamlow/

4 comentarios:

  1. Gran entrada, apetece probar ese equipo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, mas viniendo de uno de los mejores fotografos de España.

    ResponderEliminar
  3. Una explicación muy detallada, la toma se lo merece...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...