miércoles, 29 de mayo de 2013

Cartier-Bresson y su momento decisivo en la street photography


Hace algunos días, un asistente a uno de mis talleres me preguntó por aquello de captar “el momento decisivo “, término que define la obra de Henri Cartier-Bresson, el padre de la fotografía callejera.  En resumen la duda era como era posible captar el mismo si la idea de fotografía callejera es inherente a la idea de dinamismo, de rapidez y espontaneidad, por lo que era muy difícil estar “a menudo” en ese momento.


Los otros dos asistentes a este taller personalizado, discutían sobre la necesidad de olvidar el resto de elementos que componen una fotografía sacrificándolos en beneficio de captar la acción en sí misma. 
Se apoyaban en la conocida manía del ilustre fotógrafo por evitar el recorte o como no procesaba las fotos.  Así concluían que lo importante era el momento sin importar otros aspectos.
Aunque son ciertos, estos principios  de “no recorte” o “no procesado”, hay que matizarlos.
Efectivamente no recortaba su fotograma, ya que el trabajo debía realizarse en la cámara,  y por lo tanto trabajar el encuadre, en mi opinión es válido algún recorte leve en la fotografía callejera, pero no usar el “crop” como  constante, ya que entre otras cosas te hará “vago” en el trabajo de la toma y no te ayudará a desarrollar tu visión fotográfica.

Respecto al no procesado, tema de actualidad constante en el panorama fotográfico, Bresson efectivamente no procesaba sus fotos, el revelado lo encargaba a terceros de su confianza y en su obra podemos encontrar ejemplos de fotos con “luces” optimizadas. Simplemente su filosofía era la de que su trabajo terminaba con el disparo, y el no perder tiempo en el cuarto oscuro hacia posible dedicar más tiempo a disparar.

Si bien “el momento decisivo” es seña de identidad de la obra de Cartier, éste no siempre aparece sin más, hay que esperarlo y permitir que venga a ti.  La paciencia es una de las virtudes fundamentales para un fotógrafo y aunque parezca un contrasentido, para el fotógrafo callejero también lo es.  Si encuentras una escena con fuerza, un escenario digno de ser fotografiado, espera a que un “actor” aparezca en la escena y la llene dignamente. Esto implica ser paciente y ser consciente de que no siempre que se sale a fotografiar es necesario “cazar” algo.  Así las fotografías que Bresson nos mostro son “perfectas” en su composición y plasman ese momento decisivo. Esa es la magia de su fotografía.
Disparar fotos, la discrección, viajar, ser paciente y buscar la perfección es lo que hizo tan grande a este maestro fotográfico. Una gran foto es el 99% de las veces fruto de un trabajo anterior a su captura.

En definitiva, entender la captura del “momento decisivo” como el salir a la caza y a ver si “por casualidad” disparo justo en ese momento, es un error. El momento decisivo es  en parte fruto de un trabajo y estudio, que se hace más o menos rápido según la experiencia y talento de cada uno.

Cursos y clases individuales o en grupos, contacto: fujixperience@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...