miércoles, 24 de junio de 2015

Consejos para preparar tu viaje fotográfico (II)

Disfrutando y fotografiando Barcelona. Nada como simplificar. 2014

En la primera parte de este artículo os dejé algunos consejos para preparar vuestro viaje fotográfico que creo que pueden ser de utilidad. En concreto esos consejos iban encaminados a "pre-disponernos" a disfrutar del viaje y hacernos receptivos a los estímulos que durante el mismo recibamos. En mi opinión, viajar es algo más que una "competición" a modo de gincana por hacer na serie de fotos para, a la vuelta, poder hinchar aún más nuestro ego al compartir con los amiguetes nuestra obra. Siempre digo que bajo esta filosofía volverás con fotos pero sin haber conocido el lugar donde has estado.

Te invito a que leas la primera parte de la entrada si aún no lo has hecho, ya que en realidad las dos forman un único artículo.

A continuación algunos consejos, pero estos, directamente relacionados con la fotografía en si misma.

6. Simplifica

Los que de forma habitual os dais una vuelta por FUJI-XPERIENCE sabéis que una de mis obsesiones es simplificar en todo lo relacionado con la fotografía. Quizás no este acertado, quizás lo ideal es todo lo contrario... en cualquier caso, ami me ha ido bien así y por eso me permito compartir mi experiencia. En un artículo de este mismo blog titulado SIMPLIFICAR EN FOTOGRAÍA 2.0 desarrollo esta filosofía de forma más profunda. Pero por ser más concretos, el punto en el que más podemos apreciar el nivel de "simplificación" es en el material que "arrastramos" en nuestros viajes. Mi consejo, lleva lo menos posible. Esto esta en línea con lo visto en los consejos de la primera parte de esta entrada. Tienes que ser ligero, pasarás muchos tiempo andando, pateando el destino. Piensa en alguna de tus salidas fotográficas, al final en muchas ocasiones utilizas casi en exclusiva un objetivo. ¿Tiene sentido ir cargado con grandes mochilas? ¿De verdad necesitas llevar ese peso colgado a la espalda o al hombro todo el día? Para gustos los colores, pero yo me decanto por un par de fijos, ligeros, luminosos y discretos. Y es que nada mejor que la discreción para poder plasmar momentos dignos de ser recordados sin alterar "el escenario". Es probable que al centrarme en ciertas focales fijas, mi práctica y ojo fotográfico estén alineados para ellos. Para mí esto solo ofrece ventajas, al condicionar y definir tu estilo.  En LAS VENTAJAS DE UTILIZAR UN OBJETIVO FIJO podéis conocer las ventajas, que bajo mi punto de vista, ofrece el utilizar este tipo de objetivos. Mi bolsa un par de objetivos fijos y a disfrutar

No todo tienen que ser fotos "para mostrar", una "arretratadura". Una foto a la que le tengo mucho cariño jugando hecha rápidamente por Enrique Pacheco al que luego le fotografíe yo. La verdad es que de mis viajes. las fotos que más me gustan son las que no suelo mostrar.

7. No te obsesiones

Ni por conseguir tal o cual foto ni por el hecho de hacer fotos directamente. Esta bien que lleves en mente una o dos fotos que quieras conseguir si o sí pero no permitas que la obsesión por conseguir esa fotografía te haga estar ciego ante otras tomas o lugares interesantes en los que conseguir fotografías diferentes y personales. Tranquilo, da igual como encuadres la Torre Eiffel. Antes que tú ya habrá alguien que haya hecho una foto prácticamente igual, aunque tu creas que tus fotos son las mejores de ese monumento que cualquiera haya hecho y mostrado. Recuerda, dejate llevar, no te programes todo el viaje debido a la necesidad de tachar los "lugares a visitar".


Una de esas fotos que te encuentras cuando te concedes el caminar sin prisa. NYC 2013

8. Sin presión

Insisto no tienes por que hacer fotos. Quizás lances apenas una docena de fotos en todo el viaje, pero puede que esas fotos valgan más que los 14GB de fotos de otros. Y no hablo de que las fotos valgan por que la estima del autor este por las nubes si no a autenticas fotos que merecen la pena (la auto-crítica para algunos es una práctica desconocida y su tolerancia a halos, cielos de Mordor o fotos de manual eternamente repetidas e infinitamente mal ejecutadas es digna de estudio). Por ello, tranquilo, dispara si de verdad ves una foto, preocúpate de saborear la experiencia en si misma... ya verás como de forma natural la inspiración te descubre las fotos.

En definitiva estos 8 consejos que me atrevo a dejar en estas entradas se pueden resumir de forma muy breve. Disfruta del viaje y no te centres en la fotografía, simplemente intentar viajar ligero pero con una cámara a mano. Las fotos llegarán solas y la experiencia será enriquecedora.

¿Te apuntas a una escapada fotográfica?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...