lunes, 7 de marzo de 2016

Las 7 diferencias entre una lente para Cine y una Fotográfica


Nuestras ópticas fotográficas son muy diferentes entre si, las hay pequeñas, grandes, largas, cortas, pesadas, ligeras, y un largo etc... Para los que vengan del mundo de la fotografía, y quieran adentrarse en el mundo del cine y vídeo, probablemente ya habrán observado que existen en el mercado lentes especiales para ello. Son peculiares, voluminosas y parecen todas iguales, independientemente del fabricante. Para entenderlas vamos a ver las 7 diferencias más destacadas.


1. numero f y número T

En fotografía solemos dar por hecho que el número f es real, una especie de guía "sacra" y no dudamos que una lente f2.8 transmita una luz en f2.8, pero como se puede observar en muchos de los análisis de DxO por ejemplo, esto ocurre raras veces. Es frecuente que una lente de f2.8, tenga una transmisión real inferior, rondando un numero de 3.3, por lo que se consideraría que esa lente tiene un número f2.8 y un número T3.3, siendo éste último el numero de transmisión real lumínica que llega al sensor de la cámara. En el mundo del cine, vídeo y publicidad, es importantísimo saber cuanta luz real pasa a través de una lente, ya que se usan diferentes lentes de diferentes fabricantes en una misma producción. Para eso el número T aporta el dato exacto de transmisión de luz, sea cual sea el fabricante de la lente, y jamás se debe tomar en consideración un numero f, puesto que son imprecisas aproximaciones de número enteros. El número T, nos habla de la cantidad de luz real determinada en tercios y es por tanto más precisa.


2. Tamaños y pesos estándar


En una misma marca, lentes de foto de diferentes tamaños y pesos. - Fujifilm.com
Las lentes de cine necesitan de diámetros exactos, pesos muy similares y que la rosca de foco se ubique posiciones muy similares. La razón de esta "estandarización" es que en cine y vídeo se suele trabajar con lentes rodeadas por muchos accesorios. Por ejemplo sistemas de foco remoto (Follow focus o mando de foco), Matte Box con portafiltros y palas a modo de parasol, etc... El tiempo es dinero, en cine incluso más. Como se requiere de cierta agilidad a la hora de cambiar una lente por otra, la única forma de conseguirlo es que todo quede en sus sitio tras el cambio de lente. ¿os imagináis el lío que supondría ajustar cada accesorio a un ancho y forma diferente de cada lente como las de fotografía?... aunque obviamente hay lentes excepcionales que se salen de esta norma, la mayoría de las lentes la cumplen y son una enorme ayuda para el equipo de cámara, ahorrando tiempo y dinero.

Diferentes marcas, lentes de cine de tamaños y pesos estándar - Foto Matthew Duclos






3. Barrilete interno siempre


En una lente de foto el barrilete de foco o zoom puede ser externo, dejando el grupo óptico del extremo móvil. Clásicos objetivos que al cambiar de foco o focal se desplazan adelante y atrás. Otras lentes de foto ya no son así, debido a las ventajas que supone esto, muchas de las lentes profesionales tienen el barrilete interior y no modifican su longitud en ningún momento. Las lentes para cine y vídeo van a mantener su estructura exterior invariable, ya que tienen el barrilete interno. Esto es porque necesitan poner filtros y accesorios varios en las lentes.


4. Respiración del foco


La  mayoría de las ópticas fotográficas son varifocales y no parfocales como las de cine. Se dice que una lente respira cuando al enfocar se modifica de forma "visible" la distancia focal o que al modificar la distancia focal se modifica el punto de foco. Las lentes de cine tienen una construcción interna (parfocal) que permite que el foco y el encuadre se mantengan sin cambios, algo fundamental en planos con "transfocos". Tanto si desplazas el foco como el ZOOM, pasando de una distancia focal de 24mm a una de 135mm por ejemplo, en las lentes fotográficas el foco se pierde totalmente (varifocales). En una lente catalogada para cine, esto no ocurrirá, podemos modificar la distancia focal y el enfoque no variará nada o casi nada.


5. Construcción a prueba de bombas


Lente ARRI ZEISS - Rodaje James Bond 2014
Aunque en fotografía hay lentes de quizá unos 3 niveles de construcción, en cine y vídeo solo valen las más duras, no vas a encontrar lentes de plástico ni tampoco sin protección contra el agua y el polvo, de hecho muchas de las lentes profesionales de gama alta para fotografía no aguantarían el ritmo de una producción de cine. Los materiales y la exigencia de construcción han de ser máximos y deben soportar condiciones de trabajo realmente extremas. No solo tienen un sellado contra polvo y agua, sino que están preparadas para resistir climas realmente extremos, desde el frío polar al desierto más agresivo semana tras semana. Además deben soportar golpes sin que se descentre cualquiera de los elementos internos del bloque óptico. Me viene a la cabeza ahora una lente que durante el rodaje de la última película de "James Bond" salió rodando por los aires en una escena de acción a más de 100 Mph. y apenas sufrió daños estéticos. Eso es dureza.


6. Uso y fiabilidad del foco maximizadas


Las nomenclaturas de las distancias de foco, distancia focal y diafragma son estándar, en cambio en fotografía varían de un fabricante a otro. Los controles de foco, diafragma y distancia focal, deben ser muy precisos. Con un largo recorrido, de rotaciones amplias, suaves y lentas, que permitan ajustes finos. Deben tener información legible y lista para ser controlada por los propios operadores y sus ayudantes. Diseñados para usarse con mandos de foco (con engranajes). La gradación del enfoque va impresa por duplicado, a un lado y al otro de la lente en números grandes y vistosos para ser legibles en condiciones de luz complicadas. Las escalas de enfoque deben ser muy precisas, ya que el "foquista" maneja las distancias mediante mediciones con láser que han de implementarse con máxima fiabilidad en estas lentes tan luminosas. En las lentes fotográficas en cambio, las nomenclaturas suelen ser con números pequeños, varían en tamaño forma y color, a veces incluso no están. Los recorridos del foco son cortos y a menudo no tienen punto de bloqueo de inicio y final.




7. Diafragma contínuo


Los anillos de diafragma, a parte de tener un recorrido amplio, se mueven de forma suave y contínua, a diferencia de las ópticas de foto, que se mueven saltando de posición en posición, tanto en tercios como en diafragmas enteros. Hay lentes híbridas que se pueden usar en vídeo con este tipo de funcionalidad (la gama VDSLR de Samyang o algunas ópticas Zeiss por ejemplo) que pueden activar o desactivar el "clic". En cine y vídeo se necesita un cambio de diafragma contínuo para evitar saltos bruscos de luminosidad en la escena, ya que siempre se rueda o graba en parámetros manuales.

Son muchas las cámaras que pueden grabar vídeo con una calidad profesional, tanto para producciones pequeñas, cortometrajes o encargos de bajo presupuesto sirven. En cuanto a las lentes que usar es otra cuestión muy distinta. Creo que si hacemos un uso mixto de las cámaras, tanto de foto como de vídeo, es importante hacernos con lentes híbridas o mixtas, como las Zeiss o Samyang que puedan funcionar en modo video con un control de respiración, pero dejaría el uso de las lentes nativas de cine y vídeo para un uso exclusivo de estos, ya que para fotografía son realmente incómodas, pesadas y voluminosas.


Pablo Gil
Pablo Gil FujiXperience
Soy de los pocos afortunados que se puede "comer" lo que fotografía y aunque alguna vez quise ser fotógrafo de moda, hoy me dedico a la fotografía publicitaria y gastronómica, mejor así… Como apasionado de este mundo, la curiosidad me puede y viendo mi cara, sabrás que no es broma! Desde niño destripo todo aparato que pasa por mis manos, si me dejas una cámara o una lente sabrás hasta donde, sabrás por qué y sobre todo para qué! Luego ya veremos si la devuelvo… entera.
Twitter: @cerberorex  WEB: Kamandula.es





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...