lunes, 3 de junio de 2013

Uso de Filtros (II): ¿Que filtros circulares compro para empezar?



Como comentábamos en la anterior entrega, la oferta de filtros, tipos y tamaños es tal que cuando nos interesamos por primera vez seriamente en ellos podemos sentirnos totalmente perdidos.

Los filtros son uno de los elementos fotográficos mas susceptibles de hacernos sufrir el llamado GAS, o "síndrome de adquisición de equipo". Por ello en las dos próximas entradas analizaremos las clases de filtros que mas dudas suscitan y recomendare los que en mi opinión deben configurar un equipo básico.
.
Los mas comunes son los circulares, que se acoplan al propio objetivo, a un portafiltros equipado con un anillo o a una arandela conversora.

El diámetro de estos filtros varia dependiendo del objetivo en el que se vaya a utilizar.

Dentro de estos filtros circulares podemos encontrar desde polarizadores, filtros UV, ND y aunque más escasos los hay incluso degradados. Éstos últimos es preferible adquirirlos en formato cuadrado.

Tanto el filtro UV como el polarizador son comunes en el equipo de cualquier persona que se inicia en la fotografía. Aunque sobre el uso del polarizador publicare una entrada en las próximas fechas.

El filtro ND es quizás aquel que puede plantear mas dudas sobre su utilidad, por ello a continuación algunos apuntes sobre éstos.

ND significa densidad neutra. El efecto de estos filtros es disminuir la luz que entra por la lente frontal del objetivo y llega al sensor.  Con este efecto podremos conseguir aumentar el tiempo de exposición con las aplicaciones creativas que esto implica (véase la foto que encabeza la primera entrada de esta serie) o utilizar grandes aperturas a plena luz del día, y así aprovechar el bokeh de algunos objetivos por poner un ejemplo.

Es importante entender que a mayor número de pasos de luz que reste el filtro mayor será el efecto en la tonalidad de la foto por efecto de la propia difracción de la luz. En menor medida, cada filtro y marca de filtro produce ciertas dominantes que es importante saber aprovecharlas a nuestro favor. Así un filtro ND que reste iguales pasos de luz, puede ser mas "frio" o "caliente" en su dominante dependiendo de la marca.

Para comenzar a usar y entender el funcionamiento de los filtros ND, mi recomendación es adquirir un filtro que reste 4 pasos, ya que es un filtro muy polivalente que ofrece la posibilidad de experimentar con él en varios sentidos.

Como segunda opción recomiendo un ND que reste al menos el doble de pasos. Es importante tener en cuenta que el filtro estará delante de nuestras lentes por lo que es recomendable comprar filtros de calidad, mas aún tratándose de los ND.

Respecto a filtros creativos o de infrarrojos, en un primer momento no recomiendo su compra, ya que el uso de los mismos es mas especializado y a poco que empecemos a adquirir equipo el gasto puede dispararse.

Priorizando es preferible reservar esa suma para el equipamiento de filtros de los que aquel que comienza en la fotografía define como cuadrados, y es que éstos implicaran no sólo su compra sino la de un porta filtro y una arandela, que es en muchos casos un elemento al que no se presta atención y que marca las diferencias como veremos en la próxima entrada de este blog.

Primera entada de esta serie AQUI

Siguiente entrada de esta serie AQUI

Cursos y clases individuales o en grupos, contacto: fujixperience@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...